Tesmoforias: La fiesta de las mujeres griegas antiguas

La Tesmoforia era una festividad religiosa dedicada a Deméter, la diosa de la cosecha y la fertilidad, y a su hija Perséfone. Se celebró probablemente ya en el siglo XI, incluso antes de la migración jónica a Grecia.

Era un festival para asegurar la fertilidad de la tierra y una buena cosecha. El festival de tres días tenía lugar en el mes griego de Pyanepsion, correspondiente al mes de octubre.

Sólo las mujeres casadas con ciudadanos griegos podían participar. Nueve días antes del comienzo de la tesmopfor, las mujeres ya comenzaban a prepararse.

Durante estos nueve días, se abstenían de tener relaciones sexuales, durmiendo solas y comiendo ajo, para mantener alejados a los hombres.

fiesta tesmophoria

También bebían un extracto de la planta de lycos, lo que incitaba su menstruación. Durante el festival, las mujeres en la antigua Grecia, se iban a vivir a cabañas, fuera de la ciudad.

Reseña del festival

Durante el primer día de la fiesta, que se llamaba Anodos, enterraban los cadáveres de los cerdos en un gran foso en el suelo, y de este foso sacaban los cadáveres que habían enterrado el año anterior.

El segundo día se llamaba Nesteia, ayuno. Ese día, las mujeres hacían ayuno y sólo comían semillas de granada. Mezclaban la carne podrida de cerdo con semillas, y la colocaban en un altar grande.

Tampoco hablaban la mayor parte del día. Al atardecer, el ayuno y el silencio se terminaban con tortas con formas de genitales femeninos, entonces las mujeres como parte del ritual hacían bromas obscenas sobre los hombres.

temosphoria fertilidad

El tercer día era llamado Kalligeneia, que significa nacimiento justo, reflejando la fertilidad de las mujeres. Ese día las mujeres cantaban canciones de ritual y las mas adultas subían al altar para tomar la mezcla de carne y semillas, enterrando un porción en los campos.

Investigación E Interpretaciones

Durante mucho tiempo, los estudiosos sólo investigaron la tesmoforia como un festival de fertilidad, conectando el entierro y la exhumación de cerdos muertos con el mito de Deméter y Perséfone.

En este mito, Perséfone es secuestrada por Hades, para ser su esposa en el inframundo. Deméter extraña tanto a su hija que la naturaleza se marchita y las cosechas mueren.

Al final, los dioses llegan a un acuerdo en el que Perséfone consigue quedarse la mitad del año con su madre, pero la otra mitad del año tiene que quedarse con Hades en el inframundo.

persefones
Perséfones

Esto explica la existencia de las estaciones. Los eruditos vieron paralelismos entre los cerdos en el foso grande y Perséfone en el inframundo, y el silencio del segundo día reflejó el duelo de Deméter por su hija. Las bromas obscenas eran para conmemorar a Iambe, una sirvienta que trató de alegrar a Deméter cuando estaba completamente triste.

Desde la década de 1970, la investigación se ha centrado más en otros significados de la tesmoforia, como la forma en que se reflejaba la posición de la mujer y la forma en que se interpretaba a la mujer en la ideología de la polis.

¿Qué reveló la tesmoforia sobre la posición de la mujer en la antigua sociedad griega?

Para ello hay que mirar el festival en varias ciudades griegas, en el período clásico (aproximadamente los siglos V y IV A.C.). La investigación sobre este tema es difícil, porque no tenemos muchas fuentes sobre los rituales exactos de la tesmoforia.

Eso se debe a que en la antigüedad, no había muchas mujeres que escribían, y encima las mujeres tenían que permanecer en silencio sobre lo que hacían durante el festival.

Un punto importante en esta investigación es que entre los griegos,  las mujeres como la propia fertilidad estaban asociadas con  incertidumbre.

mujeres griegas antigua

Había peligros relacionados con ello, nunca fue seguro si la cosecha resultaría bien, y lo mismo sucede con el parto. Además, las mujeres eran consideradas impredecibles e inestables, por lo que tenían que ocuparse de la parte oscura y mística de la agricultura, que era la tesmoforia.

Los hombres, sin embargo, podían hacer la parte predecible y controlable como sembrar y cosechar. Lo que es fascinante es la elección de los cerdos para el ritual: según los antiguos griegos, los cerdos eran los más salvajes de los animales domésticos, porque vivían en el barro, en tierra no cultivada, lejos de los humanos.

Y eran potencialmente hostiles (eran propensos a pisotear la cosecha), al igual que las mujeres, que eran emocionalmente inestables. Ambos tuvieron que ser domesticados. Así que la sexualidad de las mujeres podía ayudar o dañar, y a través de la tesmoforia, la potencial nocividad se convirtió en una bendición.

Conclusiones

La tesmoforia reflejaba la forma en que las mujeres eran interpretadas en la polis. Eran preciosas y eran veneradas, pero también menospreciados.

Como si fueran animales salvajes, los hombres creían que las mujeres eran criaturas místicas e impredecibles con una fuerza mística especial: la procreación.

Por eso eran responsables de la tesomoforia, una festividad para pedir a Deméter y Perséfone por suelos fértiles y buenas cosechas. Las mujeres tenían que excluirse y abandonar la ciudad para realizar su ritual místico.

festividad mujeres antigua grecia

Los hombres de la polis hacían las cosas terrenales como sembrar y cosechar, porque los hombres eran racionales. Las mujeres eran necesarias para producir ciudadanos legítimos de la polis, hijos, pero también eran consideradas extrañas y peligrosas.

A través de la tesmoforia, se neutralizó la potencial nocividad femenina y, al mismo tiempo, se aseguraron buenas cosechas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *